Follow by Email

lunes, 7 de octubre de 2019

Crónica del concierto inaugural en la Catedral del Salvador de Zaragoza

Hay vivencias tan sobrecogedoras, tan tremendamente fascinantes, que simplemente siendo testigos directos de las mismas nos topamos con una emoción inmensa cuya perdurabilidad es inquebrantable. Tal fue el caso del concierto inaugural de las "I Jornadas Musicológicas Villa de Alagón" que acogió la Catedral del Salvador de Zaragoza el pasado martes 01 de octubre de 2019, a las 20 horas. De la mano del organista e investigador Jesús Gonzalo, una de las grandes autoridades del órgano ibérico y experto de su vasto repertorio, pudimos apreciar un arte musical fastuoso y evocador, repleto de matices y trazos sonoros. La Seo de Zaragoza, hogar y lugar de trabajo del Maestro Arnaudas durante 23 fructíferos años, con un aforo lleno, puso la primera piedra del proyecto que, hasta el próximo 29 de diciembre, homenajeará desde el conocimiento y la profesionalidad a este docto músico.






Todas las bellas fotografías incluidas en este texto son obra de D. José Ignacio Iguarbe, al igual que la totalidad de dípticos ofrecidos en cada acto, por lo que una vez más agradecemos y aplaudimos su labor. Como con nitidez puede apreciarse en la imagen -y pudo escucharse en el espléndido recital organístico- el órgano de la Catedral del Salvador es una auténtica joya organológica, un instrumento único y ricamente ornamentado que fue tañido por D. Miguel Arnaudas en tiempos pretéritos y hace escasos días por D. Jesús Gonzalo. 






De manera previa al inicio del concierto, en la ronda de presentaciones, tomó primeramente la palabra D. José María Berdejo -Director musical de las Catedrales de Zaragoza- e introdujo el acto.





Seguidamente, el Director de las Jornadas leyó las siguientes líneas que había preparado para la ocasión:



"Muy buenas noches y muy bienvenidos a este concierto inaugural de las “I Jornadas Musicológicas Villa de Alagón” que tiene lugar hoy, martes 01 de octubre de 2019, en la Catedral del Salvador de Zaragoza, templo y joya patrimonial en que el Padre Miguel Arnaudas desempeñó el cargo de maestro de capilla durante más de dos décadas. El pasado domingo, día 29 de septiembre, conmemoramos el centésimo quincuagésimo aniversario de su nacimiento, correspondiendo, además, con la festividad de tres Santos Arcángeles: San Miguel, San Gabriel y San Rafael. 
Aproximándonos a la vida y obra del Maestro Arnaudas contemplamos una trayectoria vital cuya huella quedó regiamente marcada en la Historia de la Música española, discurriendo en la senda de la excelencia a través de sus cuantiosas áreas de trabajo: organista, maestro de capilla, tratadista, pedagogo, compositor, colaborador en ediciones musicales especializadas y prolijo recopilador de música tradicional. 
Su figura, pues, merece ser rememorada por méritos propios, máxime escudriñando su portentoso legado. Y qué mejor forma de hacerlo que con un concierto inaugural en La Seo de Zaragoza con la selección de un sutil repertorio de su tiempo. En este punto, agradecemos con efusión la labor del Excelentísimo Cabildo Metropolitano de Zaragoza por posibilitar la acogida de este concierto, así como el trabajo de D. José María Berdejo. 
El Padre Arnaudas, al igual que nuestro ilustre tañedor, el organista Jesús Gonzalo, inició su andadura, tras sus primeros años de juventud zaragozana, en la Catedral de Salamanca y posteriormente retornó a Zaragoza. Aparte de estas dos coincidencias, ambos personajes comparten el lugar en que llevaron a cabo la minuciosa conformación de sus obras magnas: la Colección de cantos populares de la provincia de Teruel -en el caso de Miguel Arnaudas- y el Catálogo de órganos históricos de la provincia de Teruel, en relación al profesor Gonzalo.
El programa que disfrutarán se fundamenta en dos características inseparables entre sí: una religiosidad íntima y constante y un esplendor sonoro que sobrecoge al oyente que a ella se arrima; un amalgama de música y palabra, por tanto, cuya unión y emisión conjunta desde el corazón del órgano hasta las techumbres de la Catedral nos permite atisbar un arte musical deslumbrante y sobrecogedor. 
Este concierto inaugural, al igual que los nueve actos que configuran el programa de las Jornadas, ha sido posible gracias al patrocinio del Ayuntamiento de Alagón -patrocinador principal del proyecto-, la Comarca Ribera Alta del Ebro, la Fundación Caja Rural de Aragón, la Asociación Musical Villa de Alagón y la Asociación Cultural Alagonesa de Estudios Locales. Asimismo, cuenta con la colaboración de la Institución “Fernando el Católico” y el Cabildo Metropolitano de Zaragoza.
Disfruten de un recital organístico en un emplazamiento privilegiado de la mano de un tañedor excepcional, poniendo en valor con brillantez su legado e incidiendo en la importancia de redescubrir la figura de este sacerdote y músico que nos precedió desde la profesionalidad y el entusiasmo que conlleva un aprendizaje día tras día. Hoy, la Catedral del Salvador rinde homenaje a Don Miguel Arnaudas, quien en su día anduvo entre estos muros sirviendo a la Iglesia desde el arte musical y su obra, por fortuna, quedó para la posteridad".







A continuación, el tañedor D. Jesús Gonzalo se dirigió a la audiencia agradeciendo el trabajo de los patrocinadores y colaboradores, incidiendo en la singularidad que suponía la implantación de estas Jornadas musicológicas en Alagón y el ofrecimiento de este concierto organístico en La Seo de Zaragoza. Añadió, asimismo, abundosas notas al programa relativas al repertorio, a los compositores de éste y a un contexto común para todo ello: el ámbito catedralicio español en el periodo comprendido entre la segunda mitad del siglo XIX e inicios del XX. 






En cuarto lugar intervino D. Luis Ignacio Lucas, Director General de Bantierra y Presidente de la Fundación Caja Rural de Aragón, única Institución patrocinadora con sede en la capital aragonesa. Entre considerables aspectos por él comentados, destacaremos la significativa apuesta de la Fundación por promover la implantación de proyectos culturales de calidad en el mundo rural, seña de identidad y uno de los pilares fundamentales de la susodicha.
Finiquitó los turnos de palabra D. José María Berdejo, anunciando la interpretación de dos Lamentaciones orquestales del Maestro Arnaudas que próximamente tendrá lugar -dentro de la programación de las Jornadas- en la Iglesia de San Antonio de Padua de Alagón, el sábado 30 de noviembre a las 18:00 horas.






A través de los tres periodos musicales estilísticamente diferenciados en los que se agruparon las obras: Romanticismo, Cecilianismo y transición y Motu proprio; pudimos ser testigos de un arte musical complejo y de gran riqueza con obras de Eslava, Metón, Olleta, Navarro, Olmeda, Úbeda, Viñas, Arnaudas, Borobia, Arciniega, Torres, Villalba y Arabaolaza. Conviene destacar, quizá, el Ofertorio sinfónico recogido del Archivo de la Catedral de Salamanca -obra que Arnaudas presentó en su oposición de acceso a la organistía de la Catedral salmantina en 1891-, composición de gusto rossiniano con toques zarzuelistas y de gran dificultad técnica, aspecto este último que da fe del virtuosismo del Maestro. Agradecemos la contribución de D. Santiago Solano en su transcripción y la excelencia en el patrocinio y la colaboración de los Excelentísimos Ayuntamiento de Alagón y Cabildo Metropolitano de Zaragoza, respectivamente, Instituciones que se han volcado sobremanera en pos de la obtención de este concierto.
Finalmente, el organista ofreció un bis con la interpretación del Ofertorio sobre el himno latino Iste confessor, obra de Felipe Gorriti.
"La Seo homenajeó a Miguel Arnaudas en el templo en que sirvió como maestro de capilla, mediante el órgano que el Maestro tañió y a través del arte de Jesús Gonzalo"- podría ser el resumen de este concierto inaugural.

No hay comentarios:

Publicar un comentario