Follow by Email

domingo, 12 de enero de 2020

Crónica del quinto (X) acto: concierto de Dña. Ana Iguarbe, D. Evaristo Solsona y la Rondalla Grupo D'Aragón

Las "I Jornadas Musicológicas Villa de Alagón" y las vacaciones navideñas tuvieron un idéntico final: la actuación de la jotera Dña. Ana Iguarbe junto a la Rondalla Grupo D'Aragón y el historiador de la jota D. Evaristo Solsona. Con un Auditorio "Arcón" prácticamente lleno, la concejala de cultura del Excmo. Ayuntamiento de Alagón, Dña. Elena García, inició el acto a las 18:00 horas, dando la bienvenida a la audiencia y presentando a los participantes.


Fotografía: D. José Ignacio Iguarbe


A continuación, el director de las Jornadas leyó su último texto introductorio, un poco más extenso que aquéllos de actos anteriores:

"Muy buenas tardes y muy bienvenidos a este quinto concierto -segundo en la programación inicial- de las “I Jornadas Musicológicas Villa de Alagón” que tiene lugar hoy, lunes 6 de enero de 2020, en el Auditorio “Arcón” de Alagón. Este décimo acto, al igual que la totalidad del proyecto, se celebra gracias al patrocinio del Excmo. Ayuntamiento de Alagón -patrocinador principal de las Jornadas-, la Comarca Ribera Alta del Ebro, la Fundación Caja Rural de Aragón, la Asociación Musical Villa de Alagón y la Asociación Cultural Alagonesa de Estudios Locales; amén de la colaboración de la Institución “Fernando el Católico” y del Cabildo Metropolitano de Zaragoza. En el recital de jota aragonesa de esta tarde, teniendo como jotera a Dña. Ana Iguarbe junto a la Rondalla Grupo D’Aragón y como historiador de la jota a D. Evaristo Solsona, escucharemos numeroso repertorio que concierne enormemente a la labor que realizó Miguel Arnaudas como recopilador del folclore aragonés. En la primera parte, podremos disfrutar de una selección de jotas que transcribió D. Miguel y finalmente fueron recogidas en el Cancionero musical de la provincia de Zaragoza, publicado por la Institución “Fernando el Católico” en 1950 y obra de su discípulo Ángel Mingote. En el intermedio, la Rondalla Grupo D’Aragón interpretará La jota aragonesa de Camille Saint-Saënts, obra orquestal compuesta en 1880 y arreglada para rondalla por Luis Ángel Gálvez. A continuación ejecutarán el pasodoble Viva Aragón del Maestro Arnaudas, composición que ya pudimos escuchar en su versión para banda el pasado sábado 7 de diciembre de 2019 en una interpretación de la Banda Municipal de Alagón. En esta ocasión, tañerán la partitura insertada en la Colección de obras musicales premiadas que el propio Arnaudas donó el 10 de junio de 1929 al ayuntamiento de Alagón. Ya en la segunda parte del concierto, finalmente, se presentará una selección de jotas que D. Miguel incluyó en su Colección de cantos populares de la provincia de Teruel, del año 1927. A la brillantez de los intérpretes sumaremos las atinadas explicaciones de D. Evaristo Solsona, reconocido estudioso de la jota aragonesa y divulgador de la misma. Por esa razón, arte y conocimiento se entremezclan en una velada única que pondrá fin a las “I Jornadas Musicológicas Villa de Alagón” que, durante los tres últimos meses de 2019, han homenajeado y puesto en valor la vida y obra del Maestro Arnaudas en el 150º aniversario de su nacimiento, sin duda alguna el músico alagonés más universal. Nos despedimos, amigos, no sin antes agradecer con efusión: 
· Todo el apoyo del ayuntamiento de Alagón, desde la gestación del proyecto hasta su consolidación. Gracias mil, en especial a Pascual y Elena, por todo vuestro trabajo. El ayuntamiento, como andamiaje del proyecto, merece todo nuestro reconocimiento y admiración.
· El patrocinio de la Fundación Caja Rural de Aragón. Gracias mil, muy especialmente a los trabajadores de la sucursal de Alagón y a la cúpula de la entidad. 
· La aportación económica de la Comarca Ribera Alta del Ebro.
· La financiación e implicación permanente de la Asociación Musical Villa de Alagón.
· La ayuda económica de la Asociación Cultural Alagonesa de Estudios Locales.
· La colaboración de la Institución “Fernando el Católico” y del Cabildo Metropolitano de Zaragoza.
· Y, finalmente, la labor del equipo de trabajo de este proyecto, formado por los infatigables Emilio Gracia y José Ignacio Iguarbe.
Estas Jornadas concluyen, pero no todo lo sembrado. En pocos meses, saldrá a la luz un libro -publicado y editado por la “Institución Fernando el Católico”- que recogerá todos los artículos científicos de las cinco conferencias del proyecto, aportándose, de esta manera, un material inédito y que contribuirá eficazmente al conocimiento del genio y figura de Miguel Arnaudas. Del mismo modo, nuevos proyectos van afianzándose, como la grabación en primicia de varias de sus obras y la edición selectiva de no pocas de sus cientos de composiciones. Como homenaje a la villa de Alagón, los libros que el Maestro donó en 1929 al ayuntamiento, serán los primeros en ser estudiados, transcritos y presentados en edición crítica. Sin más dilación, culminamos este proyecto musicológico, y nos marchamos por un tiempo, no con un “hasta siempre”, sino con un “hasta luego”, pues el 120º aniversario de la creación de la primera Banda Municipal de Alagón, un 1 de enero de 1900 en pleno extraordinario, bien merece la celebración de unas segundas jornadas. Muy pronto habrá novedades, muchas gracias por su asistencia y hasta dentro de unos meses".




Fotografía: D. José Ignacio Iguarbe


El excepcional recital de jota aragonesa del que disfrutamos se caracterizó por la exigencia y el amplio estudio del repertorio interpretado. Las obras se ejecutaron tal y como las transcribió el Maestro Arnaudas, procurando en todo momento ofrecer una versión fidedigna, todo un proceso de excelencia fruto de la conjunción entre el conocimiento de D. Evaristo Solsona y el buen hacer musical de los intérpretes. Presenciar este tipo de conciertos, con composiciones de escucha nada habitual en los recitales de jota aragonesa, fue una oportunidad histórica para Alagón. En la primera parte se interpretaron las siguientes jotas recopiladas por D. Miguel Arnaudas y recogidas en el Cancionero musical de la provincia de Zaragoza de Ángel Mingote, uno de los más ilustres discípulos del alagonés:

1- No llores más madre mía
2- A la Virgen del Pilar
3- De Teruel son los amantes
4- Me dijiste rabalera
5- De La Jota es un estilo 
6- Los mocitos cantadores
7- Ven acá serrana mía



Fotografía: D. José Ignacio Iguarbe


En el intermedio, aprovechando el cambio de vestuario de la jotera, la rondalla interpretó La jota aragonesa de Camille Saint-Saëns y Viva Aragón -en su versión para rondalla- de Miguel Arnaudas.
En la segunda parte se ejecutaron las siguientes jotas transcritas por Arnaudas e insertadas en su afamada Colección de cantos populares de la provincia de Teruel:

8- Canto de trilla
9- Aunque pongan en el puente
10- Tengo pena si te veo
11- Esta niña tiene sueño
12- A tu padre llaman clavo
13- Pulidas olivericas
14- Para coger las olivas
15- El día que tú naciste
16- Como matas de romero
17- Les daré la despedida

Finalmente, dadas las ovaciones del público, tañeron como bis Triste estoy de verte, uno de los ejemplos más representativos del estilo de Alagón, como acertadamente indicó el ponente. En compendio, una veintena de composiciones, instrumentales y vocales, con una contextualización y explicación magistrales y, resta mencionarlo, unos intérpretes de categoría. Éste podría ser el resumen de este último acto, y con él bajamos el telón, convidándolos a la segunda edición de las Jornadas. Hasta dentro de unos meses, estimados lectores. 


Fotografía: D. José Ignacio Iguarbe

sábado, 11 de enero de 2020

Prensa XVI: "Ribera 2000"

Ribera 2000, una vez más, vuelve a dedicar una de sus páginas al contenido de las Jornadas. En esta ocasión, en un artículo a página completa, recoge una crónica del concierto que ofreció el Consort Aragón el pasado domingo 29 de diciembre de 2019 en la iglesia de San Antonio de Padua de Alagón. El artículo lo hallamos en la undécima página del número 964 del sábado 4 de enero de 2020.




Asimismo, en la séptima página del número 965 correspondiente al sábado 11 de enero de 2020, se publicó otra crónica del último concierto de las Jornadas, el recital de Dña. Ana Iguarbe, D. Evaristo Solsona y la Rondalla Grupo D'Aragón del pasado lunes 6 de enero de 2020 en el Auditorio "Arcón" de Alagón.



viernes, 10 de enero de 2020

Difusión XI: "Revista El Pilar"

D. José María Berdejo Marín acaba de remitirnos la crónica que, sobre el concierto que ofrecieron el sábado 30 de noviembre de 2019 en la iglesia de San Antonio de Padua de Alagón la Orquesta "Cantantibus Organis" y la Capilla de Música "Ntra. Sra. del Pilar", ha salido publicada en la revista El Pilar, más concretamente en la duodécima página del último número. Dicho texto, cuasi idéntico al que pueden leer en este blog, aunque con pequeñas modificaciones para adaptarlo al formato de un artículo, pueden visualizarlo a continuación:



jueves, 9 de enero de 2020

Prensa XV: "El Periódico de Aragón"

Incluimos en esta entrada del blog una nueva reseña de las Jornadas aparecida en el suplemento mensual La crónica de la Ribera Alta del Ebro del mes de enero de 2020, perteneciente a El Periódico de Aragón. Titulada Broche de oro a las primeras jornadas musicológicas, narra el último acto del proyecto, el concierto que ofrecieron Ana Iguarbe, Evaristo Solsona y la Rondalla D'Aragón el pasado lunes 6 de enero de 2020 a las 18:00 horas en el Auditorio "Arcón" de Alagón. Pueden leer la noticia pinchando en el siguiente enlace:




sábado, 4 de enero de 2020

Crónica del décimo acto: concierto del Consort Aragón

El pasado domingo 29 de diciembre de 2019, tal y como estaba previsto en la planificación inicial de las Jornadas, se celebró el concierto de clausura del proyecto musicológico a las 18:00 horas en la iglesia de San Antonio de Padua de Alagón. La agrupación encargada de poner punto y final a estos tres meses de conciertos y conferencias fue el Consort Aragón, conjunto de flautas de pico con sede en el Conservatorio Superior de Música de Aragón (CSMA) y dirigido por Dña. Anna Margules.


 Fotografía: D. José Ignacio Iguarbe


Inicialmente, como en todos los actos, tomó la palabra Dña. Elena García, concejala de cultura del Excmo. Ayuntamiento de Alagón, dando la bienvenida a la audiencia y mencionando las peculiaridades del concierto que el público iba a tener ocasión de presenciar, con numerosas flautas de pico del Renacimiento, Barroco y siglo XX. A continuación intervino el director de las Jornadas y leyó el siguiente texto introductorio:

"Muy buenas tardes y muy bienvenidos a este quinto concierto de las “I Jornadas Musicológicas Villa de Alagón” que tiene lugar hoy, domingo 29 de diciembre de 2019, en la iglesia de San Antonio de Alagón. Este décimo acto, al igual que la totalidad del proyecto, se celebra gracias al patrocinio del Excmo. Ayuntamiento de Alagón -patrocinador principal de las Jornadas-, la Comarca Ribera Alta del Ebro, la Fundación Caja Rural de Aragón, la Asociación Musical Villa de Alagón y la Asociación Cultural Alagonesa de Estudios Locales; amén de la colaboración de la Institución “Fernando el Católico” y del Cabildo Metropolitano de Zaragoza. De pronto, casi sin percibirlo, han pasado tres meses desde que dimos el pistoletazo de salida de este proyecto musicológico. Hace justo 150 años, un 29 de diciembre de 1869, D. Miguel Arnaudas contaba con tres meses de vida. Hoy, aunque todavía quedará pendiente de celebración el próximo lunes 6 de enero de 2020 el concierto de Ana Iguarbe y Evaristo Solsona, clausuramos la primera edición de estas Jornadas que, mediante la rememoración e instrucción -siempre contando con conferenciantes e intérpretes de primer nivel- han trazado y redescubierto una trayectoria musical digna del más absoluto encomio. La actuación que el Consort Aragón ofrece esta tarde, bajo la dirección de Dña. Anna Margules, presentará dos bloques estilísticos plenamente diferenciados entre sí. En la primera parte, escucharemos una selección de composiciones del Renacimiento español, pertenecientes al Cancionero del Duque de Calabria y a El Parnaso español, del zaragozano Pedro Ruimonte. En esta sección concertística, pues, podrán apreciar el sonido de un consort de flautas de pico del siglo XVI, con diversas versiones -en cuanto a tamaño y registro- de un mismo instrumento, la flauta de pico. En la segunda parte, en cambio, se emplearán flautas de pico de tipología barroca y modelos varios del siglo XX. La principal novedad, por tanto, reside en la interpretación de obras compuestas en tiempos de Miguel Arnaudas con instrumentos históricos, logrando de esa manera una sonoridad que se asemeja a aquélla de un órgano de iglesia y la exploración de un sonido resultante original e infrecuente. Se realizará el estreno absoluto de una Salve y una Misa de D. Miguel, recuperadas de la Biblioteca Nacional de España y del Archivo de la Catedral de Salamanca, respectivamente. La Misa supone una composición conservadora, cuasi de estética renacentista, pero que en algunos fragmentos incluye pequeños destellos de armonía romántica. La Salve, por el contrario, se torna más cromática, con un lenguaje tardo-romántico siempre presente y la inserción de sonoridades impresionistas -con clara influencia folclórica- en determinados pasajes. Recuerden, finalmente, que tras la finalización del concierto están todos ustedes invitados al ágape de clausura que ha preparado la Asociación Musical Villa de Alagón, a las siete y media en la Casa de Cultura. Sin más dilación, presentamos a los integrantes del Consort Aragón:  

- Anna Margules 
- Joan Miró
- Carolina Vicente Pimpinela 
- Gonzalo Llao
- Arturo Peinado
- Alegría Muñoz"

Tras su lectura, prosiguió agradeciendo la labor de D. Emilio Gracia en la difusión del concierto, el trabajo de D. José Ignacio Iguarbe en la realización del díptico del mismo y, finalmente, la involucración de la Asociación Musical Villa de Alagón en la preparación del ágape final. 



Fotografía: D. José Ignacio Iguarbe


En la primera parte del concierto se interpretaron distintas obras del Barroco español divididas en tres secciones: el Cancionero del Duque de CalabriaEl Parnaso español (del zaragozano Pedro Ruimonte) y el Magnificat primo tono de Morales. Durante la escucha de las citadas composiciones, los oyentes pudieron apreciar diversas sonoridades del consort de flautas de pico que se empleó, desde obras a dúo hasta música a seis voces. En esta parte, pues, se mostró el sonido más tradicional y usual de un conjunto de flautas de pico, siguiendo la práctica de la época a través de una interpretación históricamente informada.


Fotografía: D. José Ignacio Iguarbe


Ya en la segunda parte, la originalidad y transcendencia de las ejecuciones no pudo ser mayor, ya que se interpretó música de la época de Arnaudas y se realizó el estreno absoluto de dos composiciones de su autoría -una Salve procedente de la Biblioteca Nacional de España y una Misa custodiada en el Archivo de la Catedral de Salamanca-; todo ello con un consort de flautas de pico, una combinación de modelos barrocos e instrumentos ideados en pleno siglo XX. Como parte central del acto, una música densa y espiritual fue abriéndose paso, con obras de Olmeda, Eslava y Arnaudas. 
Una vez finalizado el programa del concierto, como consecuencia de los incesables aplausos del público, la agrupación ofreció como bis el Motete nº6 de Hilarión Eslava, ejecutado con anterioridad en la segunda parte. Seguidamente, todos compartimos el ágape de clausura preparado para la ocasión, con productos de Lourdes Alimentación y elaboraciones del restaurante Baraka.
Fue verdaderamente emotivo dotar de sonoridad a dos significativas creaciones del Maestro alagonés, en Alagón, con sus paisanos. Gracias a todos los asistentes.


Fotografía: D. José Ignacio Iguarbe

jueves, 2 de enero de 2020

Acto V (X): Segundo (quinto) concierto

En primer lugar, feliz año, queridos lectores. En esta nueva entrada del blog, ya en el año 2020, los informamos del último acto y concierto de las "I Jornadas Musicológicas Villa de Alagón", la actuación de la gran jotera Dña. Ana Iguarbe junto a la Rondalla Grupo D'Aragón y el historiador de la jota D. Evaristo Solsona.




Cartel: D. José Ignacio Iguarbe


El concierto, como bien se indica en el cartel, tendrá lugar el lunes 6 de enero de 2020 a las 18:00 horas en el Auditorio "Arcón" de Alagón. El formato y contenido del mismo no pueden ser más acertados, pues se interpretarán jotas recopiladas por D. Miguel Arnaudas en su cancionero de la provincia de Teruel, dos obras instrumentales (entre las que destacaremos el pasodoble Viva Aragón) y jotas transcritas por Arnaudas recogidas en el cancionero de la provincia de Zaragoza de D. Ángel Mingote, discípulo del maestro alagonés. Con este encuentro, las Jornadas llegarán a su fin, y así la conmemoración del centésimo quincuagésimo aniversario del nacimiento de Arnaudas. ¡Los esperamos, acompáñennos en el broche final de este proyecto musicológico!





Díptico: D. José Ignacio Iguarbe

martes, 31 de diciembre de 2019

Prensa XIV: "Ribera 2000"

En el número 962 del sábado 21 de diciembre de 2019 del periódico Ribera 2000 se insertó un recordatorio de la conferencia que ofreció el organista y musicólogo D. Jesús Gonzalo esa misma tarde en el Salón de Plenos del Ayuntamiento de Alagón. El texto aparece en la sexta página del mismo.





Este año que concluye vuelve a dejarnos una nueva reseña de las Jornadas en Ribera 2000. En esta ocasión, en el número 963 correspondiente al sábado 28 de diciembre de 2019, y su sexta página, se incluye un recordatorio del concierto que el Consort Aragón ofreció el pasado domingo 29 de noviembre en la iglesia de San Antonio de Padua de Alagón. Aprovechamos la ocasión para agradecer efusivamente la contribución de la citada publicación en la difusión de las "I Jornadas Musicológicas Villa de Alagón" durante estos cuatro meses. 



sábado, 28 de diciembre de 2019

Crónica del noveno acto: conferencia de D. Jesús Gonzalo

El pasado sábado 21 de diciembre, a las 18:00 horas, tuvo lugar la última conferencia de las Jornadas, una auténtica charla magistral impartida por el organista e investigador D. Jesús Gonzalo López. Inicialmente, fruto de la habitualidad de estos actos, tomó la palabra la concejala del cultura del ayuntamiento de Alagón, Dña. Elena García, dando la bienvenida a la audiencia y resaltando cuantiosos datos del vasto currículum del ponente.



Fotografía: D. José Ignacio Iguarbe




A continuación intervino el director de las Jornadas y leyó el siguiente texto introductorio:

"Muy buenas tardes y muy bienvenidos a esta cuarta conferencia de las “I Jornadas Musicológicas Villa de Alagón” que tiene lugar hoy, sábado 21 de diciembre de 2019, en el Salón de Plenos del Ayuntamiento de Alagón. Este noveno acto, al igual que la totalidad del proyecto, se celebra gracias al patrocinio del Excmo. Ayuntamiento de Alagón -patrocinador principal de las Jornadas-, la Comarca Ribera Alta del Ebro, la Fundación Caja Rural de Aragón, la Asociación Musical Villa de Alagón y la Asociación Cultural Alagonesa de Estudios Locales; amén de la colaboración de la Institución “Fernando el Católico” y del Cabildo Metropolitano de Zaragoza.
“Todo tiene su tiempo bajo el sol”, en la vida y esta tarde; con el saber de Jesús Gonzalo -reputado organista e investigador-, concluimos las conferencias de las Jornadas. A lo largo de estos meses, de la mano de Ezquerro, Ibor, Sarfson -y ahora de Gonzalo-, hemos presenciado auténticas charlas magistrales, con especialistas de primer nivel cuya sabiduría nos ha brindado un redescubrimiento inimaginable de la figura del Maestro Miguel Arnaudas Larrodé. En este encuentro, el ponente nos ilustrará sobre lo que aconteció en el ámbito organístico en la España de mitad del siglo XIX y primeras décadas del XX, con un nítido enfoque aragonés y, por ende, relativo a la trayectoria profesional del músico alagonés. El conferenciante de esta tarde, reconocido experto en el órgano ibérico, comenzó su andadura musical de la mano de D. Bienvenido García, canónigo organista de la catedral de El Burgo de Osma. Posteriormente, se formó con Lucía Riaño y estudió órgano y clave con José Luis González Uriol en el Conservatorio Superior de Música de Zaragoza, complementando su formación con Jan Willen Jansen, y siendo determinantes en la misma Santiago Macario Kastner y Pedro Calahorra. Como intérprete ha recorrido la práctica totalidad de la geografía española y numerosos países, como: Inglaterra, Irlanda, Líbano, Francia, Suiza, Estonia, Holanda, Portugal, Marruecos, Italia, Uruguay y un largo etcétera. Asimismo, ha realizado quince grabaciones en formato CD y escrito otra quincena de libros sobre temas de musicología y organología, además de artículos en revistas especializadas. Músico polifacético, fue catedrático de clave en el Conservatorio Superior de Música de Salamanca y, desde 1995, ejerce en el Conservatorio Profesional de Música de Zaragoza, obteniendo por oposición la plaza de profesor de clave en 1999. Aparte de  sus múltiples asesoramientos en restauraciones de órganos históricos y los muchos trabajos a ese respecto, su Catálogo de órganos históricos en Teruel puede considerarse su obra magna. Durante la temporada 2016-2017 dirigió “El órgano” en Radio Clásica (Radio Nacional de España), con 39 programas de una hora emitidos que alcanzaron la mejor crítica especializada. Actualmente, compagina su labor concertística y docente con su trabajo en la Institución “Fernando el Católico”, donde dirige su prestigiosa revista Nassarre, y las colecciones “Órganos Históricos en Aragón” y “Patrimonio Musical Aragonés”."






Fotografía: D. José Ignacio Iguarbe





Tras su lectura, agradeció el trabajo de Daniel Benito en la difusión de la conferencia y la labor de D. José Ignacio Iguarbe en la elaboración del díptico y el cartel de dicho acto. 


D. Gonzalo dio comienzo a su ponencia hablando de Kastner, uno de sus mentores y hombre profusamente cultivado, con gran facilidad en la práctica idiomática. Lo comparó con la intelectualidad que poseyó Arnaudas, y con toda su producción musical en ese sentido. Seguidamente nombró una anécdota ciertamente curiosa, acaecida en Salillas de Jalón. En dicho municipio fue programado hace algunos años un concierto de órgano dentro de las "Jornadas Internacionales de Órgano" que organiza la Diputación Provincial de Zaragoza. Resultó atípico que nadie acudiese a la cita organística y, por esa razón, Gonzalo animó a unos obreros que estaban faenando en las proximidades de la iglesia a asistir. Éstos no declinaron la invitación y finalmente fueron el único público del recital. El hecho de programar conciertos de música culta en el medio rural lo enlazó con la celebración de las "I Jornadas Musicológicas Villa de Alagón: Miguel Arnaudas Larrodé (1869-1936)", poniendo en valor el esfuerzo hecho desde Alagón -a través del ayuntamiento de la villa, principalmente, y todos los patrocinadores y colaboradores del evento- para sustentar un proyecto musicológico de esta tipología, huyendo de unos de los convencionalismos más extendidos de nuestros tiempos, la cultura líquida e inane. Prosiguió correlacionando la figura de D. Miguel con su trayectoria profesional como intérprete, docente e investigador. El maestro alagonés y Gonzalo tuvieron su primer puesto de importancia en Salamanca. El primero de los susodichos accedió a la organistía de la catedral salmantina en 1891 y el segundo, en cambio, fue catedrático de clavicémbalo en el Conservatorio Superior de dicha ciudad en los años 90. De igual modo, ambos personajes comparten el territorio en que desarrollaron sus obras magnas: Arnaudas con su Colección de cantos populares de la provincia de Teruel y el profesor Gonzalo con su Catálogo de órganos históricos en Teruel. Insistió en la necesidad imperiosa de realizar una biografía exhaustiva de Arnaudas, puesto que no existe ni en la red ni en formato físico. A ese respecto, repartió entre el público una fotocopia de la reseña biográfica del Maestro que pergeñó José Borobia (hijo de Ramón Borobia) y publicó la Institución "Fernando el Católico" en su colección Biografías aragonesas en 1967. Después, D. Gonzalo presentó un compendio biográfico de éste y explicó los periodos temporales alrededor de los cuales giró el rumbo musical de Arnaudas, comprendidos entre 1851 y 1936.
La segunda mitad del siglo XIX se caracterizó por el Concordato de Isabel II y el poder que mantuvieron la iglesia y el estado, influyendo sobremanera el efecto de las desamortizaciones en el ámbito eclesiástico. Retornando al Concordato, la Santa Sede reconoció a la religión católica como única religión y, entre otras muchas, una de las consecuencias musicales más directas repercutió directamente en los órganos, tanto en su mantenimiento como en sus reparaciones, debido a una actividad desarrollada bajo mínimos. Asimismo, en lo concerniente a las fuentes primarias nos hallamos ante una gran carencia documental, fruto de la escasez monetaria. En ese sentido, las capillas musicales estaban formadas únicamente por clérigos y ante los despidos de todos aquellos intérpretes que no lo eran, entre otros factores, la enseñanza musical comenzó a salir con más contundencia de los templos. Un Real Decreto de 1847 todavía puso más impedimentos para que el maestro siguiese desempeñando la enseñanza musical, sobre todo en el medio rural, yendo esto en detrimento de la instrucción del arte de la música.
Hilarión Eslava, una de las insignes figuras de este periodo, publicó su Museo orgánico español en 1854, obra de referencia que marcó una antes y un después en la Historia de la Música española. D. Hilarión insistió mucho en la necesidad de impartir unos estudios de órgano reglados, principalmente por dos motivos. Primeramente, debido a los 3000 puestos de organista en las iglesias de toda España y, en segundo lugar, porque no había lugar donde estudiar dicho instrumento, contrariamente a lo que sí sucedía con otras especialidades, como con el violín o el clarinete. 
En 1903, con el Motu proprio promulgado durante el pontificado de Pío X, se quiso erradicar la música profana en la liturgia. El órgano quedó en un segundo plano, cuasi como un mero acompañamiento. Sobre estos procedimientos nos ilustra Eduardo Monge en su Guía del sacristán organista con una de las circunstancias más comunes del periodo. Es decir, en las iglesias, sobre todo en el medio rural, el sacristán o el campanero terminaron siendo los organistas del templo, desempeñando, además, otros cargos ante la escasez de personal. Curiosamente, entre 1884 y 1918 son frecuentes las caídas de rayos en los órganos, coincidiendo con el periodo profesional más fructífero del maestro alagonés -según indicó Gonzalo-. 



Fotografía: D. Ignacio Iguarbe


El conferenciante continuó mencionando numerosos datos del órgano sito en la iglesia parroquial de San Pedro Apóstol de Alagón. Indicó que, al igual que en la época de Arnaudas, también cayó un rayo sobre él y, por ese hecho, la última reforma de calado se la debemos a Tomás Sánchez, organero muy conservador en lo que a la artesanía organística se refiere. Volviendo a la época de Arnaudas hemos de considerar que, durante ese periodo y siglos pretéritos, Zaragoza fue sede de grandes escuelas de organistas. En relación con ese hecho, D. Jesús aludió al sistema de "captación" de los infantes, pues eran los maestros de capilla quienes buscaban a jóvenes talentosos por las escuelas. Normalmente se trataba de chicos de familias muy humildes, por lo que la noticia era recibida en el seno familiar como una bendición, como si se tratase de la obtención de un importante premio de la lotería. Los niños estaban continuamente cantando en las catedrales, el trabajo era incesable y la práctica musical, por tanto, casi ininterrumpida. 
Los métodos de tecla, así como de otras disciplinas, afloraron considerablemente, y en la época de Arnaudas su edición fue abundante. Para ilustrar al caso, D. Gonzalo pidió a los asistentes ponerse en pie para mostrarles la valiosa colección de publicaciones de la época que había traído. Mostró y explicó con todo lujo de detalles volúmenes de los siguientes tipos:


  • Métodos generales.
  • Métodos de clarinete y violín.
  • Métodos de piano y órgano. 
  • Métodos destinados al aprendizaje musical de los niños.
  • Métodos europeos.
  • Métodos de música eclesiástica (principalmente del Motu proprio).


Fotografía: D. Ignacio Iguarbe


Justo después, tres miembros del público hicieron una lectura teatralizada del siguiente texto que, para disfrute de los lectores, lo adjuntamos íntegramente, agradeciéndole enormemente a Jesús Gonzalo su facilitación:




La lección magistral finalizó reflexionando sobre el contacto y la significación del ámbito organístico a lo largo de toda la trayectoria musical de Miguel Arnaudas, de cómo influyó este instrumento en toda la labor que realizó y, finalmente, del modo en que siempre lo tuvo presente, desde sus trabajos tratadísticos hasta su cargo de maestro de capilla -y época dorada como compositor- en la catedral del Salvador de Zaragoza. Gracias, Chus, gracias por compartir tanto saber en la última conferencia de las Jornadas.



Fotografía: D. José Ignacio Iguarbe

jueves, 26 de diciembre de 2019

Acto X: Quinto concierto

Este domingo, a las 18:00 horas, tendrá lugar el concierto de clausura de las "I Jornadas Musicológicas Villa de Alagón" en la iglesia de San Antonio de Padua de Alagón. En esta ocasión, la ejecución musical correrá a cargo del Consort Aragón, conjunto de flautas de pico con sede en el Conservatorio Superior de Música de Aragón (CSMA) cuya directora es Dña. Anna Margules, catedrática de flauta de pico en dicho centro. 




Cartel: D. José Ignacio Iguarbe


El programa, dividido en dos bloques estilísticos claramente diferenciados entre sí, posibilitará a la audiencia escuchar obras del Renacimiento español del Cancionero del Duque de Calabria y de El Parnaso español de Pedro Ruimonte. Seguidamente, la segunda parte se dedicará íntegramente a composiciones del Romanticismo y Cecilianismo españoles, teniendo dos obras de Miguel Arnaudas un predominio especial: una Salve disponible en la Biblioteca Nacional y una Misa custodiada en la catedral de Salamanca. Se realizará, por tanto, el reestreno absoluto de estas dos obras. Para ultimar, compartiremos un ágape en honor al Maestro. ¡Los esperamos, no falten!





Díptico: D. José Ignacio Iguarbe

viernes, 20 de diciembre de 2019

Crónica del octavo acto: conferencia de D. Carlos Bonal Asensio

El octavo acto de las Jornadas, y cuarta conferencia de las mismas, fue la ponencia que ofreció D. Carlos Bonal Asensio acerca de la primera etapa catedralicia del Maestro Arnaudas, con un periodo temporal comprendido entre los años 1877 y 1896 y un anejo compositivo alagonero que constituyó la segunda parte de la charla. Inicialmente tomó la palabra Dña. Elena García, resaltando diversos datos biográficos del director de las Jornadas y dando la bienvenida a la audiencia. Asimismo, recalcó el contenido atañido a los libros de composiciones que Arnaudas donó al ayuntamiento de Alagón el 10 de junio de 1929, el cual se presentaría al término de la ponencia. 




Fotografía: D. José Ignacio Iguarbe


Bonal dio comienzo a su intervención nombrando el título del acto: Miguel Arnaudas Larrodé, entre Zaragoza y Salamanca: primera etapa catedralicia (1877-1896) con anejo musical alagonero. Explicó también el porqué de denominación tal, especificando que la continuación y, por tanto, segunda etapa catedralicia, correspondía a su cargo al frente del magisterio de capilla en la catedral de El Salvador de Zaragoza, desde 1896 hasta 1919. Tras este breve inciso, paso a detallar el listado de patrocinadores: Excmo. Ayuntamiento de Alagón -patrocinador principal de las Jornadas-, Comarca Ribera Alta del Ebro, Fundación Caja Rural de Aragón, Asociación Musical Villa de Alagón (AMVA) y Asociación Cultural Alagonesa de Estudios Locales (ACAEL); y, finalmente, de colaboradores: Institución "Fernando el Católico" y Cabildo Metropolitano de Zaragoza. 
Seguidamente indicó cómo se estructuraría la conferencia mediante el siguiente esquema:

  1. INTRODUCCIÓN
  2. PRIMERA ETAPA CATEDRALICIA:
          - 2.1) El Pilar de Zaragoza (1877-1891)
          - 2.2) Catedral de Salamanca (1891-1896)
      
      3. LIBRO DE GOZOS Y LIBRO DE OBRAS MUSICALES PREMIADAS (Alagón, 1929)


D. Miguel nació el 29 de septiembre de 1869, día de San Miguel, por cierto, y año de promulgación de la Constitución de 1869, fruto de la Revolución de 1868 que puso fin al reinado de Isabel II. Para ilustrar al caso, el ponente incluyó en la presentación una imagen de la Zaragoza de aquellos años, mostrándose la catedral de El Salvador tal y como ha llegado a nuestros días y El Pilar, en cambio, con tan sólo una de sus cuatro torres, proyectando también una imagen inédita del Maestro correspondiente a su etapa en la Real de Bellas Artes de San Luis, en los años 30. Dicha imagen le fue facilitada por el Dr. Ezquerro hace escasos dos meses y pertenece a un archivo darocense privado. A continuación, varios fueron los datos -mayoritariamente extraídos de Actas Capitulares- que fue exponiendo. Mencionó, por ejemplo, cuándo fue admitido Arnaudas como Infante mayor del Santo Templo del Pilar, un 7 de septiembre de 1877; los ceremoniales y recibimientos a personajes ilustres en los que participó como miembro de la capilla musical catedralicia, como el ceremonial para las exequias de Su Santidad el Papa Pio IX (en 1878), el ceremonial para el Te Deum en acción de gracias por la elección de Sumo Pontífice (en 1878), la instrucción para el recibimiento de S. M. el Rey Alfonso XII (en 1878) y las exequias de Espartero (en 1879), entre otros. De igual modo, comentó dos anécdotas curiosas relacionadas con los infantes: una llamada de atención a uno de éstos por pernoctar en el coro indebidamente (sin especificación de nombre) y la constancia de que, para lograr un mayor rendimiento de los imberbes, les daban chocolate en ambos colegios. Esta última indicación reviste interés, pues en ella aparece implícita una tradición que todavía continuaba en tiempos del maestro Arnaudas, la existencia de dos colegios de infantes plenamente diferenciados, de La Seo y El Pilar. Es decir, a pesar de la unificación del Cabildo en 1676, hasta finales del siglo XIX perduraron los dos colegios de infantes.
Antonio Lozano, auténtico mentor de Arnaudas y conexión posterior con la catedral salmantina, fue nombrado maestro de capilla de El Pilar en mayo de 1883, un año antes de que Arnaudas dejase el colegio de infantes por la muda de voz. Volveremos a tener constancia de D. Miguel un 8 de febrero de 1889, fecha en que se lo nombra, con carácter de interinidad, segundo organista del Pilar. En diciembre de ese mismo año, por otro lado, se leyó el memorial de despedida del infante del Pilar Ramón Borobia, músico fundamental en la vida del maestro alagonés y coautor de su célebre Teoría del Solfeo. Poco más sabemos de los últimos años de Arnaudas en El Pilar, pero sí que podemos certificar que hubo de realizar los ejercicio pertinentes para la obtención de la segunda organistía -gracias a la documentación salmantina- y que, durante ese periodo, se fijó la obligación de que el segundo organista tañese en las misas de párvulos. D. Miguel, por tanto, compartió asiento con Valentín Faura, otro de sus maestros e instructor de la tecla.




Fotografía: D. Ignacio Iguarbe


Carlos Bonal prosiguió analizando el expediente de oposición de acceso a la organistía de la catedral de Salamanca del año 1891. De los documentos concernientes al músico alagonés nombró los siguientes:


  1. Edicto del obispo de Salamanca en el que se convocaba la oposición.
  2. Carta de presentación de D. Miguel Arnaudas, fechada el 29 de noviembre de 1891.
  3. Programa de la oposición convocada en diciembre de 1891. Contiene las siguientes partes: 1. obra elegida por el opositor, sin limitación de tiempo; 2. obra obligada de órgano con cinco minutos de preparación; 3. obra a una, dos, tres, o cuatro voces con acompañamiento de bajo numerado, y esta misma transportarla medio tono bajo, con tres minutos de preparación en ambas ejecuciones; 4. desarrollar por espacio de 10 minutos el tema fugado que se les dará; 5. cantada por el coro una antífona, determinará el opositor el tono de la misma ejecutando tres versos de distinto género en la misma cuerda en que aquella fuere cantada. Glosar el himno Sacris Solemnis llevando el tema con la mano izquierda; 6. armonizar por espacio de una hora por escrito y a cuatro voces en sus características claves un bajete convenientemente numerado; 7. escribir un ofertorio en dos aires, el primero Andante y el segundo Allegro sobre los temas que se darán, no bajando de cuarenta compases el primero y de ochenta el segundo en el término de cinco horas.
  4. Documento del párroco de Alagón.
  5. Documento notarial.
  6. Documento del secretario capitular de la Santa Iglesia Metropolitana de Zaragoza.
  7. Documento del cura de la parroquia del Santo Templo Metropolitano de Nuestra Señora del Pilar de Zaragoza. 
  8. Documento del secretario capitular de la Santa Iglesia Metropolitana de Zaragoza (consta la oposición de 1889).
  9. Documento capitular de la catedral de Salamanca, Acta Capitular del 14 de octubre de 1891.
  10. Documento capitular de la catedral de Salamanca, Acta Capitular del 7 de diciembre de 1891 (consta que D. Miguel Arnaudas obtuvo 24 puntos, la máxima calificación posible).
  11. Documento capitular de la catedral de Salamanca, Acta Capitular del 22 de diciembre de 1891 (Arnaudas toma posesión del Beneficio de organista).
  12. Ejercicio de armonía a cuatro voces a desarrollar a partir de un bajo cifrado (junto a las observaciones escritas por el músico alagonés).
  13. Ofertorio sinfónico, dividido en una introducción, un Andante y, finalmente, un Allegro. 


El material compositivo expuesto en la segunda parte de la conferencia fue el siguiente:


  • Del Archivo de la catedral de Salamanca se analizaron dos obras: una Misa a tres voces y órgano y una Lamentación de miércoles santo para coro, órgano y orquesta.
  • Del Archivo Municipal de Alagón se presentaron las siguiente composiciones donadas por el Maestro el 10 de junio de 1929:
  1. Gozos a la Santísima Virgen del Castillo
  2. Gozos a San Antonio de Padua
  3. Himno a la virgen mártir Santa Cecilia para cuatro voces mixtas
  4. Himno a San Julián, Obispo y Patrón de Cuenca, para coro unisonal y orquesta
  5. Himno a San Luis Gonzaga
  6. Viva Aragón. Pasodoble sobre motivos de la Jota aragonesa, para rondalla
Tras el breve análisis músico-retórico de todas y cada una de las obras hubo un pequeño coloquio en el que intervinieron Jesús Gonzalo, Emilio Gracia y María del Rosario Asensio Bazán, hija de la Feli.




Fotografía: D. José Ignacio Iguarbe

lunes, 16 de diciembre de 2019

Acto IX: Quinta conferencia

El próximo sábado 21 de diciembre, a las 18:00 horas, tendrá lugar la última conferencia de las Jornadas en el Salón de Plenos del Excmo. Ayuntamiento de Alagón. La ponencia correrá a cargo de D. Jesús Gonzalo López, reputado organista e investigador y una de las grandes autoridades del órgano ibérico de cuyo arte tañendo el órgano pudimos ser testigos el pasado martes 1 de octubre de 2019 en el concierto inaugural de las "I Jornadas Musicológicas Villa de Alagón".




Cartel: D. José Ignacio Iguarbe


El órgano, instrumento fundamental en la trayectoria del Maestro Arnaudas, será el epicentro de esta charla magistral desde diversas perspectivas: organológica, tratadística y tocante a su contexto y repertorio desde 1853 hasta 1940; dando el pistoletazo de salida desde el órgano sito en la Iglesia de San Pedro Apóstol de Alagón. ¡Los esperamos, no se pierdan la última conferencia de las Jornadas!





Díptico: D. José Ignacio Iguarbe

Prensa XIII: "Ribera 2000"

La publicación semanal Ribera 2000, en su número 961 del sábado 14 de diciembre de 2019, vuelve a recoger entre sus páginas dos escritos cuyo contenido concierne a las "I Jornadas Musicológicas Villa de Alagón". En primer lugar, se incluye en la sexta página un recordatorio de la conferencia que ofreció el director de las Jornadas el pasado sábado a las 18:00 horas en el Salón de Plenos del Ayuntamiento de Alagón. 






En la siguiente página hallamos una reseña junto a dos fotografías de la memorable actuación presentada por la Banda Municipal Villa de Alagón, la Coral Municipal Villa de Alagón y Los Gaiteros de la Ribera el pasado 7 de diciembre en el Auditorio "Arcón" de Alagón. 



lunes, 9 de diciembre de 2019

Crónica del séptimo acto: concierto de la Banda Municipal Villa de Alagón, la Coral Municipal Villa de Alagón y Los Gaiteros de la Ribera

Hace escasos dos días, las agrupaciones citadas en el título de la presente crónica ofrecieron un concierto que hizo historia en Alagón, una actuación fruto de la involucración de tres asociaciones de la localidad, un concierto en el que, en suma, se volcó Alagón a través de todos los tañedores y cantantes que participaron interpretando un repertorio completamente de la autoría de D. Miguel Arnaudas Larrodé.






Fotografía: D. Ignacio Iguarbe



En primer lugar intervino el director de las Jornadas y, a modo de presentación del evento, leyó el siguiente texto introductorio: 

"Muy buenas tardes y muy bienvenidos a este cuarto concierto de las “I Jornadas Musicológicas Villa de Alagón” que tiene lugar hoy, sábado 7 de diciembre de 2019, en Auditorio “Arcón” de Alagón. Este séptimo acto, al igual que la totalidad del proyecto, se celebra gracias al patrocinio del Excmo. Ayuntamiento de Alagón -patrocinador principal de las Jornadas-, la Comarca Ribera Alta del Ebro, la Fundación Caja Rural de Aragón, la Asociación Musical Villa de Alagón y la Asociación Cultural Alagonesa de Estudios Locales; amén de la colaboración de la Institución “Fernando el Católico” y del Cabildo Metropolitano de Zaragoza.
La actuación que ustedes van a presenciar, resultado de la colaboración de la Banda Municipal Villa de Alagón, la Coral Municipal Villa de Alagón y los Gaiteros de la Ribera; representa una velada musical única por razones varias. Inicialmente, debido a la enorme variedad tímbrica que podrán apreciar, desde el toque percutido ensamblado con dulzaina, gaita y tarota hasta la sonoridad conjunta de la Coral y la Banda, percibiendo, además, interpretaciones netamente instrumentales -como es el caso de los tres pasodobles que se ejecutarán- y otras solísticas, con uno o varios cantantes junto a una base armónico-melódica emitida por los componentes de la banda. A continuación, merece alusión la maravillosa aportación musical de estas obras al contenido musicológico-interpretativo de las Jornadas, pues además de suponer un concierto histórico en Alagón -con un programa únicamente compuesto por la producción compositiva profana del Maestro Arnaudas y sus recopilaciones folclóricas turolenses- alterna gran diversidad de formas musicales. 
En la primera parte, escucharemos las Albadas de Beceite y Mas de las Matas, dos cantos populares que destacan por su vivacidad rítmica y agudeza en la simbiosis texto-música. Dicha tipología de canto de ronda, en territorio aragonés, solía interpretarse por la noche o antes del amanecer de un nuevo día y abarcaba multitud de temáticas, desde el carácter religioso al amatorio. Asimismo, tres son los Cantos de bodega que configuran esta sección concertística: de Castelserás, La Codoñera y Torrecilla de Alcañiz. Éstos, destacan por su carácter jocoso y todo cuanto atañe a su contexto de ejecución, generalmente disfrutando de una buena merienda y, por supuesto, de un buen porrón. 
Tras la finalización de la primera parte, dando comienzo a la segunda, introduciremos brevemente las obras que proseguirán. En este punto, agradecemos la labor de Emilio Gracia en la difusión del evento y aquélla de José Ignacio Iguarbe, autor de los dípticos que ustedes tienen en sus manos. Les rogamos, por favor, silencien sus teléfonos móviles. Muchas gracias por su asistencia y disfruten del concierto".

Seguidamente salieron al escenario Los Gaiteros de la Ribera y dieron comienzo al espectáculo musical. D. José Luis Ochoa, percusionista del grupo, explicó a la audiencia aspectos significativos de cada obra, contribuyendo a una mejor comprensión de los cantos interpretados. Tras una animada actuación de unos 25 minutos, el telonero en funciones de AMVA desplegó el telón con una bravura inusitada.



Fotografía: D. Ignacio Iguarbe





En la segunda parte, con la Banda Municipal Villa de Alagón en el escenario junto a su director, D. José Luis Albalate, se interpretaron tres pasodobles de Miguel Arnaudas. Los dos primeros, El flamenco y Granada, originalmente escritos para piano y arreglados para formación bandística con pericia por Santiago Solano, muestran una habilidad compositiva fruto de su prestigiosa carrera musical, puesto que no se trata de meros pasodobles, sino de composiciones que aúnan múltiples influencias, desde lo folclórico hasta la típica utilización del cromatismo en la armonía tardo-romántica, incluyendo, por supuesto, numerosas finuras fraseológicas que hacen de un pasodoble una composición de envergadura. El último de los pasodobles, Viva Aragón, destaca por su complejidad técnico-interpretativa, siendo tremendamente exigente para la agrupación que se aproxima a él. A falta de poder confirmarlo fehacientemente, y gracias a que Arnaudas lo incorporó en los dos libros de composiciones propias que donó en 1929 al ayuntamiento de Alagón, creemos que en los inicios se compuso para ser tañido por un grupo de rondalla, tal y como se muestra en la obra manuscrita conservada en el Archivo Municipal del Ayuntamiento de Alagón. Bien es cierto que fue ejecutada en numerosas ocasiones por bandas de música de la época, como bien muestra la hemeroteca e ilustra al caso con la Banda de Madrid. Por consiguiente, resulta más lógico pensar que, si quiso mostrar elocuentemente una exaltación de Aragón, y valorando todo su trabajo folclórico, tal vez se decantase en un inicio por la elección de la rondalla y, con posterioridad, debido al éxito manifiesto de la obra, se arreglase para banda.  

A continuación, de manera previa a la interpretación de los seis cantos seleccionados de la Colección de cantos populares de la provincia de Teruel, el director de las Jornadas explicó concisamente las características principales de cada uno de éstos:

"1) El Mayo-Despedida
Perteneciente al municipio de La Codoñera, en el primero de los seis cantos que escucharán, sirviéndonos del texto del propio Arnaudas, indicaremos lo siguiente: El Mayo. Se conoce por este nombre una serie de determinadas coplas con sus propios cantos, que se ejecutan como las albadas y con igual fin, por lo cual, el canto del Mayo, comprende también los correspondientes saludos, canciones y despedidas, que se dirigen a las mujeres a quienes con él quiere obsequiarse. Como comprobarán, se trata de un texto nostálgico, con floreos que delimitan las principales modulaciones.
2) El Triquitrí
También de la localidad anterior, dicho canto se enmarca, con total probabilidad, dentro de un conjunto de obras que se canta durante las noches del 11 al 12 de octubre, por la festividad de la Virgen del Pilar. Así, en casi todas las calles del pueblo se encienden grandes hogueras alrededor de las cuales se congregan grupos muy animados. Cogidos de la mano, y sin dejar de moverse, interpretan, en entre otros, el canto que a continuación escucharán. Según el propio Arnaudas, la persona con mejor voz o mayor prestigio improvisa las coplas, entonándolas de dos en dos versos que con inmediatez son repetidos por el resto del grupo, palmoteando estando próximo el final de la obra. Tras esto, se sueltan las manos y se desplazan a otra hoguera. Destacamos, pues, el carácter improvisatorio de la composición. 
3) Con el mango de la escoba
Continuamos nuevamente con otra composición de La Codoñera e insertada en la propia Colección de cantos populares de la provincia de Teruel como última obra de la serie de cantos mayoritariamente ejecutados en torno a la hoguera. A pesar de no tener especificación sobre el emplazamiento de interpretación, de nuevo, al nombrarse a María, tal vez pertenezca a los cantos de la Virgen del Pilar. Rico en figuraciones rítmicas, es un canto vivaz e insistente.
4) Esta niña tiene sueño
Del mismo municipio que los anteriores, Arnaudas nos ilustra en esta ocasión indicándonos que lo cantaban hace años las mujeres, sentadas y con sus hijos pequeños en las faldas, cuando trataban de dormirlos, para lo cual daban con el pie un golpe en el suelo, en el tiempo correspondiente a la primera parte de cada compás. Asimismo, se encuentra agrupado dentro del subcapítulo “cantos de la jota”.
5) Con el tin y el tan y el toma
Insertado de igual manera que el anterior dentro del capítulo “cantos de la jota”, y siendo también de La Codoñera, este canto es inmediatamente posterior al escuchado previamente. Hemos de resaltar el ajetreo rítmico, en plena consonancia con el texto, que bien podría permitirnos entrever una doble lectura de su significado.
6) A tu padre le llaman clavo
Incluido en el subcapítulo de “Oliveras”, del presente canto de Belmonte de Alcañiz, a dos voces, es reseñable el juego de palabras que conforme avanza la composición va adquiriendo mayor complejidad. A pesar de lo anteriormente dicho, el inicio y el final tienen idéntico texto. En el cancionero aparece junto a la indicación agógica Lento".


Tras la explicación, las solistas Dña. Raquel Cobeta y Dña María Luisa Iguarbe fueron interviniendo individualmente o en dueto con un acompañamiento instrumental de la Banda, ideado por D. Santiago Solano. Para finalizar el concierto, y con la entrada en escena de la Coral Municipal Villa de Alagón, se interpretaron dos obras con coro, una Salve de Arnaudas y el himno de Alagón. Respecto a la Salve, gracias a la aportación del Dr. Antonio Ezquerro, ponente de la primera conferencia de las Jornadas, sabemos hoy que corresponde a una de las muchas Salves del compositor custodiadas en el Archivo de Música de las Catedrales de Zaragoza. Concretamente, con la signatura E-Zac D-7/48, se trata de una antífona Salve para coro alternativo a tres voces, órgano y gran orquesta. Es decir, una obra de gran formato que, como todas las composiciones del Maestro, incluye en la partitura general la pertinente reducción para coro y órgano. Compartimos este dato inédito con todos ustedes, en pos de conocer con rigurosidad el patrimonio musical de este brillante alagonés. ¡Bravo por todas las agrupaciones, por todo el trabajo que ha conllevado la preparación de esta actuación y por el fantástico resultado obtenido!




 Fotografía: D. José Ignacio Iguarbe