Follow by Email

lunes, 9 de diciembre de 2019

Crónica del séptimo acto: concierto de la Banda Municipal Villa de Alagón, la Coral Municipal Villa de Alagón y Los Gaiteros de la Ribera

Hace escasos dos días, las agrupaciones citadas en el título de la presente crónica ofrecieron un concierto que hizo historia en Alagón, una actuación fruto de la involucración de tres asociaciones de la localidad, un concierto en el que, en suma, se volcó Alagón a través de todos los tañedores y cantantes que participaron interpretando un repertorio completamente de la autoría de D. Miguel Arnaudas Larrodé.






Fotografía: D. Ignacio Iguarbe



En primer lugar intervino el director de las Jornadas y, a modo de presentación del evento, leyó el siguiente texto introductorio: 

"Muy buenas tardes y muy bienvenidos a este cuarto concierto de las “I Jornadas Musicológicas Villa de Alagón” que tiene lugar hoy, sábado 7 de diciembre de 2019, en Auditorio “Arcón” de Alagón. Este séptimo acto, al igual que la totalidad del proyecto, se celebra gracias al patrocinio del Excmo. Ayuntamiento de Alagón -patrocinador principal de las Jornadas-, la Comarca Ribera Alta del Ebro, la Fundación Caja Rural de Aragón, la Asociación Musical Villa de Alagón y la Asociación Cultural Alagonesa de Estudios Locales; amén de la colaboración de la Institución “Fernando el Católico” y del Cabildo Metropolitano de Zaragoza.
La actuación que ustedes van a presenciar, resultado de la colaboración de la Banda Municipal Villa de Alagón, la Coral Municipal Villa de Alagón y los Gaiteros de la Ribera; representa una velada musical única por razones varias. Inicialmente, debido a la enorme variedad tímbrica que podrán apreciar, desde el toque percutido ensamblado con dulzaina, gaita y tarota hasta la sonoridad conjunta de la Coral y la Banda, percibiendo, además, interpretaciones netamente instrumentales -como es el caso de los tres pasodobles que se ejecutarán- y otras solísticas, con uno o varios cantantes junto a una base armónico-melódica emitida por los componentes de la banda. A continuación, merece alusión la maravillosa aportación musical de estas obras al contenido musicológico-interpretativo de las Jornadas, pues además de suponer un concierto histórico en Alagón -con un programa únicamente compuesto por la producción compositiva profana del Maestro Arnaudas y sus recopilaciones folclóricas turolenses- alterna gran diversidad de formas musicales. 
En la primera parte, escucharemos las Albadas de Beceite y Mas de las Matas, dos cantos populares que destacan por su vivacidad rítmica y agudeza en la simbiosis texto-música. Dicha tipología de canto de ronda, en territorio aragonés, solía interpretarse por la noche o antes del amanecer de un nuevo día y abarcaba multitud de temáticas, desde el carácter religioso al amatorio. Asimismo, tres son los Cantos de bodega que configuran esta sección concertística: de Castelserás, La Codoñera y Torrecilla de Alcañiz. Éstos, destacan por su carácter jocoso y todo cuanto atañe a su contexto de ejecución, generalmente disfrutando de una buena merienda y, por supuesto, de un buen porrón. 
Tras la finalización de la primera parte, dando comienzo a la segunda, introduciremos brevemente las obras que proseguirán. En este punto, agradecemos la labor de Emilio Gracia en la difusión del evento y aquélla de José Ignacio Iguarbe, autor de los dípticos que ustedes tienen en sus manos. Les rogamos, por favor, silencien sus teléfonos móviles. Muchas gracias por su asistencia y disfruten del concierto".

Seguidamente salieron al escenario Los Gaiteros de la Ribera y dieron comienzo al espectáculo musical. D. José Luis Ochoa, percusionista del grupo, explicó a la audiencia aspectos significativos de cada obra, contribuyendo a una mejor comprensión de los cantos interpretados. Tras una animada actuación de unos 25 minutos, el telonero en funciones de AMVA desplegó el telón con una bravura inusitada.



Fotografía: D. Ignacio Iguarbe





En la segunda parte, con la Banda Municipal Villa de Alagón en el escenario junto a su director, D. José Luis Albalate, se interpretaron tres pasodobles de Miguel Arnaudas. Los dos primeros, El flamenco y Granada, originalmente escritos para piano y arreglados para formación bandística con pericia por Santiago Solano, muestran una habilidad compositiva fruto de su prestigiosa carrera musical, puesto que no se trata de meros pasodobles, sino de composiciones que aúnan múltiples influencias, desde lo folclórico hasta la típica utilización del cromatismo en la armonía tardo-romántica, incluyendo, por supuesto, numerosas finuras fraseológicas que hacen de un pasodoble una composición de envergadura. El último de los pasodobles, Viva Aragón, destaca por su complejidad técnico-interpretativa, siendo tremendamente exigente para la agrupación que se aproxima a él. A falta de poder confirmarlo fehacientemente, y gracias a que Arnaudas lo incorporó en los dos libros de composiciones propias que donó en 1929 al ayuntamiento de Alagón, creemos que en los inicios se compuso para ser tañido por un grupo de rondalla, tal y como se muestra en la obra manuscrita conservada en el Archivo Municipal del Ayuntamiento de Alagón. Bien es cierto que fue ejecutada en numerosas ocasiones por bandas de música de la época, como bien muestra la hemeroteca e ilustra al caso con la Banda de Madrid. Por consiguiente, resulta más lógico pensar que, si quiso mostrar elocuentemente una exaltación de Aragón, y valorando todo su trabajo folclórico, tal vez se decantase en un inicio por la elección de la rondalla y, con posterioridad, debido al éxito manifiesto de la obra, se arreglase para banda.  

A continuación, de manera previa a la interpretación de los seis cantos seleccionados de la Colección de cantos populares de la provincia de Teruel, el director de las Jornadas explicó concisamente las características principales de cada uno de éstos:

"1) El Mayo-Despedida
Perteneciente al municipio de La Codoñera, en el primero de los seis cantos que escucharán, sirviéndonos del texto del propio Arnaudas, indicaremos lo siguiente: El Mayo. Se conoce por este nombre una serie de determinadas coplas con sus propios cantos, que se ejecutan como las albadas y con igual fin, por lo cual, el canto del Mayo, comprende también los correspondientes saludos, canciones y despedidas, que se dirigen a las mujeres a quienes con él quiere obsequiarse. Como comprobarán, se trata de un texto nostálgico, con floreos que delimitan las principales modulaciones.
2) El Triquitrí
También de la localidad anterior, dicho canto se enmarca, con total probabilidad, dentro de un conjunto de obras que se canta durante las noches del 11 al 12 de octubre, por la festividad de la Virgen del Pilar. Así, en casi todas las calles del pueblo se encienden grandes hogueras alrededor de las cuales se congregan grupos muy animados. Cogidos de la mano, y sin dejar de moverse, interpretan, en entre otros, el canto que a continuación escucharán. Según el propio Arnaudas, la persona con mejor voz o mayor prestigio improvisa las coplas, entonándolas de dos en dos versos que con inmediatez son repetidos por el resto del grupo, palmoteando estando próximo el final de la obra. Tras esto, se sueltan las manos y se desplazan a otra hoguera. Destacamos, pues, el carácter improvisatorio de la composición. 
3) Con el mango de la escoba
Continuamos nuevamente con otra composición de La Codoñera e insertada en la propia Colección de cantos populares de la provincia de Teruel como última obra de la serie de cantos mayoritariamente ejecutados en torno a la hoguera. A pesar de no tener especificación sobre el emplazamiento de interpretación, de nuevo, al nombrarse a María, tal vez pertenezca a los cantos de la Virgen del Pilar. Rico en figuraciones rítmicas, es un canto vivaz e insistente.
4) Esta niña tiene sueño
Del mismo municipio que los anteriores, Arnaudas nos ilustra en esta ocasión indicándonos que lo cantaban hace años las mujeres, sentadas y con sus hijos pequeños en las faldas, cuando trataban de dormirlos, para lo cual daban con el pie un golpe en el suelo, en el tiempo correspondiente a la primera parte de cada compás. Asimismo, se encuentra agrupado dentro del subcapítulo “cantos de la jota”.
5) Con el tin y el tan y el toma
Insertado de igual manera que el anterior dentro del capítulo “cantos de la jota”, y siendo también de La Codoñera, este canto es inmediatamente posterior al escuchado previamente. Hemos de resaltar el ajetreo rítmico, en plena consonancia con el texto, que bien podría permitirnos entrever una doble lectura de su significado.
6) A tu padre le llaman clavo
Incluido en el subcapítulo de “Oliveras”, del presente canto de Belmonte de Alcañiz, a dos voces, es reseñable el juego de palabras que conforme avanza la composición va adquiriendo mayor complejidad. A pesar de lo anteriormente dicho, el inicio y el final tienen idéntico texto. En el cancionero aparece junto a la indicación agógica Lento".


Tras la explicación, las solistas Dña. Raquel Cobeta y Dña María Luisa Iguarbe fueron interviniendo individualmente o en dueto con un acompañamiento instrumental de la Banda, ideado por D. Santiago Solano. Para finalizar el concierto, y con la entrada en escena de la Coral Municipal Villa de Alagón, se interpretaron dos obras con coro, una Salve de Arnaudas y el himno de Alagón. Respecto a la Salve, gracias a la aportación del Dr. Antonio Ezquerro, ponente de la primera conferencia de las Jornadas, sabemos hoy que corresponde a una de las muchas Salves del compositor custodiadas en el Archivo de Música de las Catedrales de Zaragoza. Concretamente, con la signatura E-Zac D-7/48, se trata de una antífona Salve para coro alternativo a tres voces, órgano y gran orquesta. Es decir, una obra de gran formato que, como todas las composiciones del Maestro, incluye en la partitura general la pertinente reducción para coro y órgano. Compartimos este dato inédito con todos ustedes, en pos de conocer con rigurosidad el patrimonio musical de este brillante alagonés. ¡Bravo por todas las agrupaciones, por todo el trabajo que ha conllevado la preparación de esta actuación y por el fantástico resultado obtenido!




 Fotografía: D. José Ignacio Iguarbe

No hay comentarios:

Publicar un comentario